Es repartir nuestro capital o dinero disponible para inversiones en distintos medios de inversión, acciones, bonos, cuotas de fondos mutuos, cuotas de fondos de inversión, etc.